Lugares imperdibles en Bariloche para ir con niños

Podrían ser más, pero acá te dejamos un par de lugares que estamos seguros disfrutarán con la compañía de los más pequeños.

San Carlos de Bariloche, ubicado en la provincia de Río Negro, tiene innumerables sitios para conocer y disfrutar, en cualquiera de las estaciones del año. Con la chance de poder hacer una visita en el mes de enero se nos abrió un abanico de oportunidades en las que queríamos destacar un par de lugares que nos parecen ideal para conocer y disfrutar con niños.

La casa de Hitler en Argentina: ¿cómo llegar? ¿mito o realidad?

Euca Bariloche

Cercano al cerro Otto, se encuentra este parque ideal para disfrutar en familia, con juegos aéreos, emplazados en el bosque a diferente altura.

Una vez en el parque podrás realizar las diferentes travesías, que van en aumento de dificultad. Para niños hay ciertas restricciones, por edad y altura.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Euca Bariloche (@eucabariloche)

Los juegos son seguros, ya que tienen un arnés, que sigue una línea de vida.

Podes incluso repetir los juegos. Una vez que ingresas, tenés hasta dos horas para permanecer realizando las diferentes actividades. La entrada tiene un costo de acuerdo a los niveles que desees, van de 1 a 5.

Pegado a este lugar hay una aerosilla a cerro Otto y, para los más audaces, un simulador de alas Delta que está realmente muy bueno y tiene una extensión de 1500 metros.

Acá podés conseguir más info de Euca Bariloche.

Parque Nahuelito

El Parque Nahuelito, ubicado en ruta Provincial Nº 77 kilómetro 24,5 (Circuito Chico, a mil quinientos metros del punto Punto Panorámico) es un verdadero flash en dónde los pibes se irán seguramente con una sonrisa. Un paseo por la historia a 100 millones de años atrás, con más de 30 réplicas a tamaño real de los dinosaurios que habitaron nuestro maravilloso planeta.

El parque presenta un recorrido con un guía que nos irá explicando los distintos momentos por los cuales estas criaturas increíbles se desplazaban y se alimentaban de diferentes, entre otros detalles.

En todo el recorrido se pueden sacar fotografías, aunque hay un lugar que es el preferido de los chicos, el habita del Tiranosaurio Rex.

Sobre el final de nuestro recorrido, que dura 1 hora y media, aproximadamente, llegaremos a un lugar donde podremos llevarnos algún recuerdo, inclusive llevarnos las mejores fotos sacadas por uno de nuestros guías.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.