Malas noticias para los que tenían pensado viajar a Brasil

El Gobierno nacional restringirá los viajes desde y hacia Brasil y obligará a quienes regresen a pagarse el hisopado.

El Gobierno sigue avanzando en medidas para endurecer los controles fronterizos y prevenir la llegada de la segunda ola y la circulación de las nuevas cepas de coronavirus. Antes del fin de semana, el presidente Alberto Fernández autorizará nuevas restricciones a los viajes desde y hacia el exterior. Hay más de 27 mil argentinos en el extranjero, según datos oficiales.

Existe una certeza: los argentinos que regresen al país deberán pagarse el hisopado y, si presentan algún síntoma, deberán ser aislados. Hasta ahora solo algunas jurisdicciones como Ciudad y Provincia los cubrían.

En el último DNU que extendió el DISPO hasta el 9 de abril se acordó restringir los vuelos desde los países de la región, Europa, México y los Estados Unidos. Sin embargo, fuentes oficiales admitieron que el foco ahora estará puesto en Brasil.

«Se trabaja en restringir fuertemente el ingreso desde Brasil con drásticas restricciones de la frecuencia de vuelos desde allí», señalaron en el Ejecutivo. Hay dudas y cautela sobre la agresiva cepa de Manaos, que ya se registró en provincias como Córdoba, aunque por ahora no hay transmisión comunitaria.

«Lo más importante es que se definió este fin de semana ya estarán listas las medidas y que quienes regresen deberán pagar su testeo en el aeropuerto. Habrá seguimiento de la cuarentena en los casos positivos y el objetivo es restringir al máximo los vuelos desde Brasil», señaló una fuente oficial que estuvo pendiente de la reunión.

Sin cierre de frontera definitivo

En el DNU que regula el DISPO, el Presidente estableció las nuevas regulaciones para restringir vuelos a los países considerados «zona de riesgo», aunque no habrá cierre de fronteras definitivo. Los argentinos y residentes podrán ingresar al país. Sí están suspendidos los vuelos a Gran Bretaña y, en los próximos días, la ANAC determinará la cantidad de vuelos y personas que ingresarán desde Europa, Estados Unidos, Brasil y México, donde ya circulan las nuevas cepas de coronavirus.

Con ese objetivo se estableció que se mantendrán reducidas las frecuencias de vuelos de pasajeros a México y Europa en un 30 por ciento, y se reducirá el mismo porcentaje de los vuelos a Perú, Ecuador, Colombia, Panamá y Chile. También se reducirán los viajes a Estados Unidos. Los argentinos que regresen de esos destinos, además, deberán cumplir un estricto aislamiento, que deberá ser supervisados por las jurisdicciones.

Ahora el epicentro en Brasil. La cantidad de casos registrados en la Argentina este martes -más de 9 mil- mientras el Gobierno busca sortear la escasez de vacunas, obligan al Ejecutivo a restringir más el ingreso al país.

Fuente: Clarín.com

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.